Fire Cylinders

SERVICIOS


Capacitaciones en:

  • Seguridad e higiene industrial
  • Manejo de extintores
  • Tecnicas de evacuación
  • Primeros auxilios
  • Trabajos en altura
  • Espacios confinados
  • Conformación de brigadas
  • Rescate

Señalización horizontal y demarcación

RECARGA DE EXTINTORES

Este servicio consiste en reemplazar o recargar completamente el agente extintor, y al mismo tiempo se realiza el mantenimiento general a la parte mecanica del extintor, cumpliendo normas internacionales de seguridad como ser NFPA 10, IRAM 3517 parte II.

La recarga debe ser efectuada 1 vez al año, para garantizar la operabilidad y la efectividad del agente extintor.

MANTENIMIENTO DE EXTINTOR

Este servicio consiste en el despresurizado del extintor, desarmado de valvula completa, revisión y re-engrase a los elementos mecánicos, cambio de retenes de seguridad, pruebas de fuga, asentado de válvula, y presurización con nitrógeno seco (N2), en cumplimiento a las normas internacionales de seguridad IRAM 3517 parte II.

Este trabajo de mantenimiento garantiza que el extintor este siempre operable y no presente ningún problema al ser utilizado en caso de emergencia, se recomienda realizar este trabajo después de 6 meses de la recarga del equipo.

PRUEBAS HIDRAULICAS

Cilindros de baja presión (polvo químico ABC) Se somete el cilindro o equipo extintor a una presión igual a 2,5 veces más la presión normal de trabajo, se realizan análisis de ultrasonido, visualización interna, visualización externa y de ovalización para obtener el porcentaje de deformación del mismo, este valor obtenido nos proporcionara datos sobre el nivel de corrosión interno del cilindro y determinar así la vida útil de este.

Cilindros de alta presión (CO2 BC) Se somete el cilindro o equipo extintor a una presión igual a 1,5 veces la presión normal de trabajo, se realizan pruebas de ultrasonido, visualización interna, visualización externa y prueba de ovalización para obtener el porcentaje de deformación el valor obtenido nos proporcionara el nivel de corrosión interno del cilindro y determinar así la vida útil de este.

Debido a que estos equipos están diseñados para soportar ciertas presiones de trabajo y al producirse un desgaste interno existe el peligro o probabilidad de explosión al reducirse el espesor de la chapa de acero, por este motivo se recomienda realizar la prueba hidraulica cada 5 años a partir de la fecha de fabricación.